M –5045/02
Tianino ®
Un bloc, un tren y La Bella Durmiente
Desembarca Beltrán en Algeciras y sin darse tregua a causa de la alteración sistólica que mantiene en su espíritu por conocer de cerca uno de esos trenes europeos de orgulloso copete blanco cual pluma de avestruz andaluz asomando por la chimenea, silbando por la flautilla o escapando ruidosamente por las válvulas de los pistones para llenar de glauca nube una estación civilizada, se dirige como un rayo y ligero equipaje a coger el tren que le llevará a Madrid. Ese Madrid de La Violetera, La Verbena de la Paloma, El Relicario, los nardos apoyaos en las caderas con la falda de percal planchá y los churros con chocolate, porque para la ópera sabe que hay que llegar primero a París, ya que ese es otro cantar.

No deja de soñar con el ORIENT EXPRESS y como para ese menester va provisto de un bloc, reseña durante el incómodo viaje desde Algeciras a Irún con breve escala en Madrid, todo cuanto le parece relevante para un libro que pretende escribir relacionado siempre con aquel tren transeuropeo que le llevará hasta los confines geográficos míticos de harenes exóticos
y alfombras voladoras.
index002002.png index002001.png index003001.png